Vascos por el mundo

¡Aiba la ostia que haces tu aquí! Por mucho que viajéis a Burgos o a la Antártida estamos seguros que más de una vez os habéis encontrado con algún euskaldun por ahí y como no, se nos ve a la legua de dónde somos…y si ya nos oímos hablar nos reconocemos al instante.

http://www.dilistak.com/producto/libreta-txapela/

A cualquier viaje que hagamos siempre va dentro de nuestra maleta la camiseta de nuestro equipo y por si acaso una ikurriña que no se sabe cuándo vamos a tener que necesitarla… Si no fijaros en el caso de estos dos chicos Txemi Parra y Lorenzo Parro que han creado una serie de “Bilbainadas” ni más ni menos que en la Gran Manzana de New York. Un día por casualidad se encontraron haciendo deporte en medio de Central Park y ambos llevaban la camiseta del Athletic, y claro, ese sentimiento ya sabemos que une mucho. De esa amistad ha surgido “Bilbainadas”, una serie creada por Internet para homenajear a los aficionados aunque no puedan ir todos los domingos a San Mamés.

Más cerca de nuestras fronteras también tenemos varios territorios “conquistados” por los vascos. La localidad de Cádiz, Conil, casi casi ha sido rebautizada como Euskonil. No hay verano, semana santa o vacaciones escolares que esta pequeña localidad no se llene de euskaldunes dispuestos a dejarse todo el dinero del bote por allí, eso sí, sin cambiar el kalitxiki por el rebujito por supuesto, que eso es sagrado.

No queremos dejar pasar esta ocasión sin mencionar, con perdón, “La calle del coño” de Benidorm. Esta calle se llama así por los vascos, sin duda. En realidad, los de Benidorm la llaman “El callejón de las tapas” o “La calle de los vascos”. Se dice que pueden ser alrededor de unos 8.000 vascos los que tienen casa por esa zona y otros tantos los que pasan largas estancias de vacaciones en primavera o en la época estival y claro todo el día saludando a conocidos diciendo ¡Coño! ¿tú por aquí?, de ahí el nuevo nombre de la calle. Que si te encuentras a uno de Zumarraga en el bar Aurrera, que si a dos de Foronda en el Elizondo.

No hay duda de que allá por donde vayamos no pasamos desapercibidos, con un simple ¡Epa! o un ¡AUPA! Dejamos clara nuestra procedencia y nosotros orgullosísimos.


One reply on “Vascos por el mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.