Desde la invención de la kuadrilla como tal, allá por la época en que se empezaba a decorar la cueva de Santimamiñe, la pregunta antes de comenzar el poteo es siempre la misma: “¿Quién lleva el bote?”

Para los no iniciados se conoce como bote al dinero que pone la kuadrilla en conjunto a la hora de salir de txikiteo. La kuadrilla antes de arrancar realiza una estimación del gasto en función del precio del tinto, la ruta a realizar, la sed que se tenga y la hora en que la “parienta” les ha mandado volver a casa. En base a todas esas variables cada miembro de la Kuadrilla aportará una cantidad de dinero, normalmente en billetes de 500, que uno de los miembros se encargará de guardar.

Fuente: www.blogseitb.com

El llevarlo, no sólo supone pagar la consumición, sino que el individuo debe hacerse paso entre hordas hambrientas de pintxos hasta acceder a la barra y  conseguir pedir, lo cual en ciertos escenarios puede resultar una tarea engorrosa. Pero, ¿cómo elegimos a quien lleva el bote?. Puede ser el último que llegue a la quedada, el más joven del grupo o el que peor canta bilbainadas… en fin, cualquier razón es buena para encasquetar el bote.

Sin embargo, existen personajes que quieren llevar el bote. Lo más seguro es que este tipo de personaje quiera ir de listo. Su procedimiento es sencillo: Se avisa a la kuadrilla que no queda dinero para seguir con el poteo. La Kuadrilla ante la sorpresa del mal cálculo, intenta de modo infructuoso hacer memoria de los bares visitados y el supuesto gasto, lo cual no llegará a buen puerto pues las lagunas después de los txikitos son inevitables, lo que irremediablemente llevará al grupo a apoquinar, consiguiéndose que el maquiavélico plan del hombre del bote llegue a buen puerto. O eso, o el tipo cada que va a pedir se pide un Gran Reserva para él y al resto Don Simón, de todo hay.

Desde Dilistak esperamos que esta mini-lección del comportamiento de la típica kuadrilla vasca os haya servido, la cual queda claramente resumida en nuestro cojín de kuadrilla, donde encontramos los diferentes tipos de fauna dentro de una kuadrilla. Sólo nos queda recomendaros, que si te toca bote, lo disfrutes, pues ten seguro que serás al único al que esperen y avisen al cambiar de bar, porque el que tienen el bote, tiene el poder.


cojin-kuadrilla-detalle

cojin-kuadrilla-salon