Después de dos meses “del tirón” sin poder disfrutar de un día libre en Euskadi, llega el 19 de marzo, por fin un día en rojo entre tantas semanas sin color en nuestro calendario. Nos referimos ni más ni menos al día de los Aitas, ¡San Joseren eguna!

Y qué decir de ellos, pues que son unos todoterrenos, unos superhéroes con chandal y zapatillas de casa, siempre listos para entrar en acción cuando se les necesitara, ya podía estar trabajando desde las 8 de la mañana hasta las 10 de la noche que si al día siguiente teníamos que entregar el típico trabajo de inguru con mil y una pegatina ahí estaba para ayudarnos. O cuando nadie era capaz de abrir el tarro de la mermelada para desayunar ni dándole mil golpes, ahí estaba él con su fuerza sobrehumana para abrirlo sin inmutarse en un abrir y cerrar de ojos. Y que nos decís de cuando jugábamos esos partidos infumables a las 8 de la mañana un sábado de invierno y lloviendo, mirabas fuera del campo y ahí estaba él, inmune a la lluvia, empapado hasta las trancas pero siempre con una sonrisa y con un grito de aliento para animarte.

aita

Fuente: www.hongcurley.com

Estamos seguros que en las ikastolas y en las haurreskolas ya están preparando los más txikis algún dibujo, collar de macarrones y felicitaciones personalizadas cada cuál más original. Pero antes de que dejeis pasar los días (que lo hareis), y acabeis comprando el mismo regalo que años anteriores, os sugerimos que miréis nuestra web. Encontraréis delantales para los aitas más cocinillas, libretas para los despistados, tazas para los que el café es su fuente de energía, camisetas para los más juveniles y animados o felpudos para los que queráis hacer un regalos más original. Por un año olvidaros de los regalos con C (calcetines, corbatas, camisas, calzoncillos) y sorprender a vuestro querido aita con un opari diferente.

¡ZORIONAK POR ADELANTADO A TODOS LOS AITAS Y EN ESPECIAL A LOS NUESTROS!